Qatar marca el camino para el tercer campeonato