Milagro en el Hungaroring: Max ofrece a Honda su segundo podio consecutivo