EL EQUIPO MCLAREN-HONDA SE DESPIDIÓ DEL GRAN PREMIO DE CASA SIN PUNTUAR