MICHELLE CHRISTENSEN

REDEFINIENDO UN ICONO


Sentada al frente del Show Internacional de Auto Norteamericano 2015, Michelle Christensen, encargada de liderar el diseño exterior para el tan esperado Acura NSX de próxima generación, lo vio debutar. Olvidándose de todos los periodistas, críticos, celebridades y líderes de la industria que estaban a su alrededor, ella por fin vio al NSX en movimiento. En ese momento, esperando que su visión de un clásico respondiera a las expectativas, recibió una gran ovación. Finalmente, el nuevo NSX ha llegado.


Fue en el 2012 cuando a Christensen la eligieron para ayudar a transformar un ícono. Aunque ella sabía de que no sería un trabajo fácil, este proyecto no era sólo un sueño para un diseñador, sino que también la ponía en una posición donde tenía la oportunidad de capturar la atención de los amantes de los vehículos en todo el mundo. Cuando le presentaron el proyecto ella preguntó, “¿Cuándo empiezo?”.


Su próxima pregunta fue por donde empezar.


Ella sabía que tenía que mantener el estilo deportivo tradicional como la baja altura, proporciones agresivas, un fuerte diseño y una sinergia emocional entre el NSX y el conductor. Pero al mismo tiempo, ella y su equipo también sabían que tenían que fusionar todo esto con las características del NSX original.


Al recordar los primeros días a cargo del proyecto, Christensen cuenta que “tuvimos que mirar mucho hacia el futuro como también al pasado. ¿Cuál es la herencia del NSX? ¿Qué podemos mantener? ¿Qué podemos aprender de lo que el equipo que diseño el NSX original logró? Porque no sólo fue un ícono importante para la marca, sino que también lo fue para el segmento de vehículos súper deportivos.


Necesitaban mantener un nivel de pureza, asegurándose que el vehículo fuera hermoso y funcional. Para ella la clave estuvo en volverse locos con el diseño y después empezar a sacar las cosas que no necesitaban estar ahí. “Creo que es ahí cuando empiezas a tener algo que será eterno”, explica Christensen.


El diseño del nuevo NSX es impresionante por donde se le mire. Como su antepasado, tiene una proporción de motor central que lo convierte ancho y bajo en estatura, una cabina al medio del vehículo y un parachoques diseñado para ayudar al conductor en las curvas, pilares A ultra delgados que permiten una gran visibilidad y luces que se expanden a través de toda la parte trasera – detalles que fueron iconos del original.


Algunas generaciones después, existe un nuevo lenguaje de diseño Acura. Fue sumamente importante para Christensen traer toda su pasión creativa al proyecto y respetar lo que es un ícono – mantener algunas cosas clásicas del NSX pero al mismo tiempo empujar el diseño de Acura a un lugar nunca antes visto. Ella señala que hoy día hay un movimiento que quiere hacer revivir la herencia de las carreras y rendimiento de Acura. Para muchos, el NSX es la encarnación de eso, regresando la marca a sus inicios cuando se enfocaban en el rendimiento.


Cuando es preguntada de cómo este proyecto impactará a los otros modelos en el futuro, Christensen responde, “quisiera poder hablar más sobre los futuros modelos… lo único que puedo decir es que este proyecto, al tenerlo en el estudio cerca de los otros proyectos que se están desarrollando, ha generado un gran impacto. Ha traído la energía de los súper deportivos en todo lo que estamos trabajando”.


Como ella lo ve, una ves que el NSX está en el salón de automóviles, todos los otros vehículos también se tienen que ver bien. Por eso, en el espíritu del señor Honda, ella y su equipo continuaron empujando los límites – y a veces tensiones creativas – para innovar desde el diseño hasta el rendimiento.


Desde que se graduó de la escuela de diseño en el 2005, la carrera de Christensen se ha estado moviendo como el NSX, rápido, con gracia y emoción. Reconoce que es el tiempo perfecto para estar trabajando con la marca. Pareciese que hay un renacimiento y haber trabajado en el vehículo que mejor lo representa es grandioso.


El NSX de la próxima generación fue uno de los debuts más esperados del Show Automotriz de Detroit 2015. “Cuando fuimos a Detroit para la inauguración, fue un evento muy tenso para mi equipo y para mi… fue muy lindo ver a la gente tan entusiasmada con el nuevo diseño. Es un vehículo con muchas expectativas, por eso me sentía muy orgullosa”.


Transformar un ícono súper deportivo es un proyecto intimidante para cualquier diseñador en jefe, y ciertamente un desafío profesional de proporciones épicas. Para una mujer que creció entre artistas y vehículos Hot Rod, conoció y se casó con un diseñador automotriz y ahora está a cargo del equipo donde comenzó su carrera, está claro que Christensen fue la persona ideal para este proyecto.




Contacto

Llámanos al 01800-368-8500 o déjanos un mensaje.

Tus datos

Evalúa la concesionaria a la que asististe

*Campos obligatorios